La torre que no construyó Manuel Esquivel.

La torre que no construyó Manuel Esquivel.

De todos es sabido que D. Manuel de Esquivel es el artífice de la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia del Puerto de la Cruz, en Tenerife. Lo que no es tan conocido, es que antes de esa torre, hubo un proyecto de otra que no se construyó por lo escaso de los dineros. Espero que les guste.

Ilmo. Sr.

D. Manuel Esquivel, Beneficia servidor de la Parroquial del Puerto de a Cruz de la Otava Ysla de Tenerife ante V.S.Y Digo: Que D. Antonio Delgado, Beneficiado servidor que fue de dha. Parroquia, dejo a su fallecimiento, mil pesos corr(.) a la misma Yglesia, con la condición de emplearlos en la fabrica de un Torrefon, pa. poner en el las campanas; pero como esta cantidad no es suficiente pa. una obra de tanta consideración.

A V.S.Y. suplico, se sirva disponer que mediante a que con los expresados mi pesos es imposible fabrique el citado Torrefon, se reforme el Sagrario del Altar mayor, en que se verifica, en que se una obra que perpetua su piedad si es del agrado de V.S.Y. o disponer como siempre lo que es del agrado de V.S.Y. extime mas conforme afuera.

Manuel Esquivel.

Canaria 13 de Julio de 1815

Respecto a lo que expresa en el memorial que antecede el Parroco servidor de la Iglesia del Puerto de la Orotava, concedemos licencia pa. qe. los mil pesos dexados pro el difunto Benefdo. servidorD. Antonio Delgado para la fabrica del Torreon que se menta, se inviertan en reformar el Sagrario del Altar Mayor (…) que no alcanza dicha cantidad para satisfacer la voluntad del donante, y que ésta última obra es de absoluta necesidad y de suma importancia con la que igualmente se dará a conocer y perpetua la piedad del expresado Parroco difunto. Dixolo S.S. el Obispo mi Sor. que firmó; doi fe

(…) Obispo de Canarias

Por mandato de S.S. el Obispo mi Sor.

Sobre los piropos que a Nuestra Señora, algunos le adornan.

Hay un pueblo en esta isla
de caracter singular
con un barrio muy pesquero
que a la madre de los cielos
le gusta piropear.
La llaman cabrona, morenita,
¡qué guapa eres! japuta virgencita.
Dicen que es sentimiento
de pueblo llano,
y que tiene de tradición
cuatrocientos años.
No creo que Torquemada,
y hasta hace poco un tal Franco
permitieran tanta flores,
estrechos que eran los señores.
No entiendo como no extienden
tan hermosas costumbres
al día día, al cotidiano.
El buenos días cristiano,
lo cambiamos por un cabrón,
un joputa o un marrano.
Para ligar le digan,
a esa moza imponente,
¡Qué tetas tienes cabrona!
¡Qué buenas estas japuta!
seguro que eres una zorrona.
Si la chica le responde,
¡tu puta madre, cabrón!
el barriero se emociona
y piensa con ilusión,
una lágrima en el rostro,
palpitando el corazón
“No conoces a mi madre,
y ya quieres a tu suegra”
¡CABRONA!
 
El barón de Inmorach.
Homenaje a un maestro. Benjamín J. Miranda. 22 de septiembre de 1918.

Homenaje a un maestro. Benjamín J. Miranda. 22 de septiembre de 1918.

Hay una calle en el Puerto de la Cruz, que de la Amargura, pasó a tener el nombre que durante muchos años representó la enseñanza en el Puerto, Benjamín J. Miranda. El maestro D. Benjamín fue formador de muchos hombres:

“El buril educador del Sr. Miranda produjo los médicos, don Juan González Martel, don Jorge Pérez Ventoso, don Eusebio Pérez Perera, don Diego Guigou, don José García Estrada, don Luis izquierdo Yumar, don Julián Rodríguez Ballester; abogados, don Andrés González de Chavez, don Joaquin Estrada y Madan, don Mario Arozena, don Luis Rodríguez Figueroa, don Andrés de Arroyo, don Manuel García y García, don Miguel Díaz Llanos; farmacéuticos, don Manuel García Estrada, don Joaquín García Estrada, don Manuel Benítez, don Bernabé Rodriguez Ballester; ingenieros, don Víctor Pérez Ventoso, don Víctor Machado Pérez; militares de carreras facultativas, don Julio Pérez Perera, de la Armada, don Rosendo Mauriz Martínez y don José Tolosa Garda, de Artillería.”

Leer más

La Palma del Secreto

La Palma del Secreto

Para mi estimado amigo don
Juan Bolinaga.

I

 

Fuente de Martiánez
Fuente de Martiánez

Lo que voy a relatar, me aseguraron, sucedió en el mes de Agosto del año…(1), —ignoraba el año—, pero decían eran tantos que pasaban de dos o mas centenares.

En ese mes, hubo sequía y la tierra, como ruego, estaba ardiendo…, dándose el caso, que los manantiales de aguas disminuyeron grandemente y que casi por completo se secaron las de la fuente de Martianes (2).

Y pasó una cosa rara, muy rara. Parece que los pobladores de los campos altos de ” La Paz”, “Sancho Caballero”, “Los Rechazos”, y “El Durazno”, sufrieron espantosa sed y que los marineros de las Caletas, vividores del tráfico y de la pesca; les impedían tomar gota alguna de aquella única fuente comarcana.

Leer más

Las quemas de Judas

Quema de judasEran estas fiestas, unas viejas costumbres con visos rituálicos, que se efectuaban en épocas pasadas y por Pascua florida, —de Resurrección—, en el Puerto de la Cruz.

Tales festejos, ya en desusos – de quemar anualmente en efigie grotesca al apóstol traidor. Judas Iscariote—, fueron introducidos en nuestro pueblo natal a mediados del siglo XVIII por los irlandeses católicos establecidos como comerciantes, para exportar aquellos famosos vinos vidueños y de malvasía a Europa y América.

Leer más

Casa Amarilla – Puerto de la Cruz

Casa Amarilla – Puerto de la Cruz

La Casa Amarilla es una antigua casa de campo de dos pisos situada en el término municipal de Puerto de la Cruz, isla de Tenerife (Canarias, España). Se considera a este edificio la sede del primer centro de estudios primatológicos de la historia, al haber acogido entre los años 1913 y 1918 la Estación de Antropoides de Tenerife, promovida por la Academia Prusiana de Ciencias de Berlín y dirigida principalmente por el célebre psicólogo alemán Wolfgang Köhler (1887-1967).

En esta casa se redactarían además la serie de informes que compondrían el texto de Wolfgang Köhler, “The Mentality of Apes” (La Inteligencia de los Chimpancés), de gran influencia en la psicología, la primatología y la etología del siglo XX.

Desde el año 2005, ostenta la condición de Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico por Decreto del Gobierno de Canarias. En la actualidad este edificio se encuentra en grave peligro de desaparición.

 

El Maestro D. Benjamín Jimenez Miranda (Semblanza)

Desde su primera edad demostró don Benjamín J. Miranda excepcionales aptitudes para los estudios, que estuvieron a cargo del venerable Párroco don Manuel Ildefonso Esquivel, de grata recordación para los habitantes de este nuestro pueblo natal. Ya un mozalbete, quiso ampliar aquellos primeros estudios, y, a tal efecto, solicitó se le diera clase gratuita en la Escuela que, en 1846, regentaba don Francisco Pérez o el maestro Frasquito, como vulgarmente se le decía en aquella época.

Elevó instancia a la Junta Municipal de instrucción pública y ésta denegó su petición fundándose en que no era pobre, pues disfrutaba una modesta mensualidad que apenas satisfacía las necesidades de su manutención;  por lo que, el hoy anciano don Benjamín J. Miranda, en quién ya bullía la idea de dedicarse a la carrera del Magisterio, subió los primeros jalones de la empinada cuesta del calvario de su profesión. Leer más