Casa Amarilla – Puerto de la Cruz

Casa Amarilla – Puerto de la Cruz

La Casa Amarilla es una antigua casa de campo de dos pisos situada en el término municipal de Puerto de la Cruz, isla de Tenerife (Canarias, España). Se considera a este edificio la sede del primer centro de estudios primatológicos de la historia, al haber acogido entre los años 1913 y 1918 la Estación de Antropoides de Tenerife, promovida por la Academia Prusiana de Ciencias de Berlín y dirigida principalmente por el célebre psicólogo alemán Wolfgang Köhler (1887-1967).

En esta casa se redactarían además la serie de informes que compondrían el texto de Wolfgang Köhler, «The Mentality of Apes» (La Inteligencia de los Chimpancés), de gran influencia en la psicología, la primatología y la etología del siglo XX.

Desde el año 2005, ostenta la condición de Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico por Decreto del Gobierno de Canarias. En la actualidad este edificio se encuentra en grave peligro de desaparición.

 

Fernanda Siliuto.(20/04/1834 – 23/04/1859)

Por Alejandro Carracedo Hernández.

Dedicado a Melecio por indicarme el camino.

No hay en este mundo sosiego para el dolor que me embarga. Tu ausencia, ya prolongada, ha alimentado el mal, el aliento ya no me llega ni para suspirar.

«¿No son libres las aves…? Por qué el hombre
no ha de serlo también?»

Cada tarde, en este balcón al Infierno vivo el martirio de no tenerte a mi lado. Encerrada en vida, si es que esto es vida, esperando tu regreso, soñando con tu  sonrisa. ¿Volverás?

«Ley inhumana
que ni aún respeta la cabeza cana
del que se acerca al fin de su vivir;»

Esta tos, que me ladra en la cabeza y mancha de atardecer mis pañuelos, ya no me da cuartel, ni descanso. Me siento débil, todo me pesa, hasta la pluma se rebela contra mí negándose a deslizar sobre el papel. La hermana me ha traído un chocolate caliente que no ha conseguido ni templar mi cuerpo.

«Ley que los mismos hombres han creado
para satisfacer su necio orgullo»

He de dejarte mi amor, volveremos a encontrarnos, yo te esperaré como cada tarde en este Infierno de balcón…

«degradante invención; siglo afamado
¿por qué la esclavitud no has de omitir?»

Para Fernanda Siliuto, nunca amaneció. Su entierro fue de noche, a oscuras, al igual que su vida desde que su primo marchó a hacer las Américas, con la promesa de volver con el dinero necesario para casarse. De su tumba, sólo se sabe que está en el cementerio entrando a la derecha. Incluso se habla de que no fue enterrada en sagrado, por lo extraño de su muerte. En su mesilla de noche, un poema, Esclavitud, como buena romántica no entendía más esclavitud, que la del amor.

 

Vista desde el balcón hacia el Infierno.
Vista desde el balcón hacia el Infierno.

 

Esclavitud

¿No son libres las aves…? Por qué el hombre
no ha de serlo también? Ley inhumana
que ni aun respeta la cabeza cana
del acerca al fin de su vivir;
Ley que los mismos hombres han creado
para satisfacer su necio orgullo
degradante invención;  siglo afamado
porque la esclavitud no has de omitir?

El opresor a su vasallo dice:
«Trabaja sin cesar de noche y día
si osas no obedecer a la voz mía
que te maten diré sin compasión;
Yo como dueño, mandaré a mi antojo
tú como esclavo servirás callando,
y perdido serás si algún enojo
mostrares del que abriga corazón».

y el triste negro trabajando calla
encerrando su odio cauteloso
que en su pecho infeliz, con furia estalla
y le impulsa con rabia a maldecir.
Y cuando se detiene fatigado
para toma: respiración sediento,
temblando de furor siente sangriento
el afrendoso látigo crujir.

Oprobiosa ignominia..,! ¿No es tu hermano
el que haces padecer y a quién humillas?
¿Crees así elevarte soberano
robándole su fuerza y voluntad?
Un puñado de oro fe hace dueño
de un semejante a ti que cual te encierra
un corazón…  ¿por qué en perpetua guerra
le haces vivir muriendo sin piedad?

No son libres las aves… ¿por qué el negro
no ha de serlo también…? Ley inhumana
que no respeta la cabeza anciana
ni la de aquel que empieza sin vivir;

Ley que los hombres viles han creado
dando al olvido lo que Dios dispuso,
olvido criminal… siglo afamado
por qué la esclavitud no has de omitir?

¿Pero que digo yo, aún los que tienen
blanco y terso el color, blando el cabello
opresos gimen doblegando el cuello
cual si de ébano fuese su color?

¿Qué digo yo, si el que consigue alzarse
pisa la pura frente de su hermano
y en su trono infamante al asentarse
hace que le proclame su señor?

Que mucho entonces ¡ay! que el Africano
el Indio y otros mil esclavos gimen
y que tengan por dueño algún tirano
que les baga cumplir su voluntad.

Cuando los que jamás esclavos fueron
hoy como nunca sufren abatidos,
cuantos viven ¡oh Dios! envilecidos
sirviéndoles de escudo su maldad.

Fernanda Siliuto (1859)

 

A una nube

¡Nube errante, nube errante
que al cruzar en raudo vuelo
tiendes tu velo flotante
sobre el claro azul del cielo!

¡Fueran cual tú las sombrías
nubes que eternas se mecen
en el cielo de mis días
y que mi senda oscurecen!

¡Del sol las rubias quedejas
sólo ocultas un instante,
y para siempre te alejas,
nube errante, nube errante!

Mientras cual fúnebre manto,
cual señal de eterno duelo,
las contemplo con espanto,
siempre flotando en mi cielo.

Cielo en que triste fulgura,
cual sol de la vida mía
la estrella de desenvultura
que llaman Melancolía.

¡Y si levísimos rastros
dejas, ¡oh, nube!, al pasar
y como antes los astros
de nuevo se ven brillar!

Y ¡ay! en mi cielo se placen
esas nubes tristemente…
¡O si se alejan lo hacen
tan lenta, tan lentamente!

Y en el pobre pecho mío,
que suspira por amor
dejan un velo sombrío,
sombrío como el dolor.

Dejan en mí un desaliento
y una congoja, un afán…
que ignoro si es más tormento,
si vienen o si se va.

Por eso, al ver que los cielos
recorres, digo anhelante:
«Fueran como tú mis duelos,
nube errante, nube errante»

Fernanda Siliuto Briganty

 

El Maestro D. Benjamín Jimenez Miranda (Semblanza)

Desde su primera edad demostró don Benjamín J. Miranda excepcionales aptitudes para los estudios, que estuvieron a cargo del venerable Párroco don Manuel Ildefonso Esquivel, de grata recordación para los habitantes de este nuestro pueblo natal. Ya un mozalbete, quiso ampliar aquellos primeros estudios, y, a tal efecto, solicitó se le diera clase gratuita en la Escuela que, en 1846, regentaba don Francisco Pérez o el maestro Frasquito, como vulgarmente se le decía en aquella época.

Elevó instancia a la Junta Municipal de instrucción pública y ésta denegó su petición fundándose en que no era pobre, pues disfrutaba una modesta mensualidad que apenas satisfacía las necesidades de su manutención;  por lo que, el hoy anciano don Benjamín J. Miranda, en quién ya bullía la idea de dedicarse a la carrera del Magisterio, subió los primeros jalones de la empinada cuesta del calvario de su profesión. Leer más

Cuando el Puerto de la Cruz soñaba con tener tranvía.

  • El tranvía de Santa Cruz a La Laguna se inaugura el 7 de abril de 1901. Ya un mes antes se realiza una conferencia en el Hotel Tenerife, en La Laguna, a la que asisten los alcaldes de la Orotava y el Puerto de la Cruz, sobre la prolongación de la línea hasta estos pueblos.
  • El 31 de mayo de 1901 en «La Región Canaria» se habla del beneficio para el transporte de los productos a Santa Cruz, que en tan sólo dos horas podrían llegar al Puerto de la ciudad de la ciudad de Santa Cruz.
  • El 19 de marzo de 1902 presenta un proyecto la Sociedad Hilario Díaz y Cª, para llevar el tranvía a la Orotava.
  • 28 de julio de 1904, terminado el tramo a Tacoronte, Mr. Fichefet ya tiene terminado el estudio del tercer tramo hasta el Puerto de la Cruz.
  • 1931 se consideran caducados los derechos de los estudios realizados para llevar el tranvía a la Orotava.

Son numerosas las notas de prensa, artículos de opinión y solicitudes que se hacen para realizar este tramo. Se pretendía seguir el trazado de la carretera vieja, y utilizar el salto de agua de la Orotava, perteneciente a Sociedad de aguas «La Dula», para producir electricidad, ya que podía generar entre 900 y 1000 caballos de potencia. La sociedad no llegó a un acuerdo con los dueños del agua y el capital recaudado para esta ampliación, se gastó en Puerto Rico.

Algo parecido sucedió en 1913 con una sociedad Madrileña que se comprometió a realizar el tramo en 2 años.

En un principio no sólo interesaba el mejorar el transporte público hasta el norte, sino que se pensaba que con el tranvía llegaría el tendido eléctrico y su consiguiente aprovechamiento. Pero esto nunca sucedió de esta manera.

¿Cómo habría sido el presente del Norte si hubiera llegado el tranvía? No hay más que recordar, que el tranvía fue el que situó a Tacoronte en el mapa, pasando de ser un lugar de paso, a un lugar de estancia, y paro obligatorio. ¿Qué efecto habría producido en un lugar ya puntero en turismo? Nunca lo sabremos.

1901-04-09 Conferencía
1901-04-09 Conferencía
1901-05-31 Se habla del beneficio del tranvía para exporta productos
1901-05-31 Se habla del beneficio del tranvía para exporta productos
1901-06-01 Califican el proyecto como de urbano
1901-06-01 Califican el proyecto como de urbano
1902-03-19 Presentan nuevo proyecto
1902-03-19 Presentan nuevo proyecto
28 07 1904 Terminado el tranvía a Tacoronte
1904-07-28 Terminado el tranvía a Tacoronte

1906-08-30 Visita de capitalistas

1907-02-14 Subastan terreno ideal paracuando llegue tranvía
1907-02-14 Subastan terreno ideal paracuando llegue tranvía
1909-09-07 Propuesta tranvia hasta Puerto de la Cruz
1909-09-07 Propuesta tranvia hasta Puerto de la Cruz
1909-09-22 Propuesta tranvía llevará electricidad
1909-09-22 Propuesta tranvía llevará electricidad

 

Pregón de las Fiestas Mayores de Julio, de Puerto de la Cruz 2013

Pregonero: Salvador García LLanos.
Título:  “PLIEGUES DEL COSTUMBRISMO Y DEL SENTIMIENTO PORTUENSE”:
“…El oficio de pregonar. Veintitrés años después. El solar al que tanto se quiere, con permiso de Tomás de Iriarte, justifica la gratitud del encargo. Se acomete con las mismas ganas de entonces, tratando de desbaratar el refrán de las segundas partes.

 

Y es que “la mar -como cantara Pedro García Cabrera- juega el envite en el Puerto, dejando en el aire rumbos de aventuras y de sueños, y llevándose a sus anchas malvasías de silencio”. Sigamos tan llamativa metáfora, “la mar juega al envite en el Puerto”, para plasmar, en las vísperas festeras, las impresiones, las inquietudes, los afanes, las sensibilidades, nostalgias pero también aspiraciones, aspectos evolutivos, en fin, del fértil acervo popular portuense.

Leer más

El amor de Sebastián Padrón Acosta.

Sebastián Padrón Acosta por Alonso Reyes en 1951
Sebastián Padrón Acosta por Alonso Reyes en 1951

Es nombrado y conocido que Sebastián Padrón Acosta,  tomó los hábitos por un desengaño amoroso, a la par de la presión de sus tías. Pero en ningún lado, se nombra quién era la «moza» que le dio calabazas.

Aunque en la familia Montes de Oca, siempre lo hemos sabido, hoy vamos a  aportar documentos que lo corroboran, a nuestro entender.

El 29 de octubre de 1922 se publica en el Heraldo de la Orotava el siguiente poema

Leer más

Un viejo convento – Convento de las monjas Catalinas en el Puerto de la Cruz.

Un viejo convento – Convento de las monjas Catalinas en el Puerto de la Cruz.

De la tradición isleña,

Con la pesadumbre de su ancianidad venerable se levanta en el Puerto de la Cruz el viejo convento de monjas de Santa Catalina de Sena, que en el año 1662 fundara Juan de Adunas bajo la advocación de Nuestra Señora de las Nieves, San Juan Bautista y Santo Tomás de Aquino.

Convento de Nuestra Señora de las Nieves, San Juan Bautista y Santo Tomás de Aquino.
Convento de Nuestra Señora de las Nieves, San Juan Bautista y Santo Tomás de Aquino.

Sobre el gigantesco caserón monacal yérguese victorioso el añejo mirador – estampa de antaño – que es la retadora atalaya del convento, que fue la grandiosa celosía del monasterio, desde la que oteaban curiosamente las monjitas. Y en los días de procesiones solemnes, sus siluetas se vislumbraban por entre la penumbra de las celosías, En pié está la espadaña del antiguo cenobio. en la que desde época lejana enmudeció la voz ingenua de la esquila conventual, que anunciaba la hora de los salmos, la hora quieta de los rezos monacales. Leer más

El tapiz perdido de Lía Tavío, Fundación del Puerto de la Cruz.

El tapiz perdido de Lía Tavío, Fundación del Puerto de la Cruz.

Gaceta de Tenerife 30-12-1921
Gaceta de Tenerife 30-12-1921

En diciembre de 1921 se inaugura en el ayuntamiento del Puerto de la Cruz, situado en el antiguo convento de las monjas Catalinas en la plaza de la Iglesia, el tapiz realizado por Lía Tavío en el que se recrea el momento de la fundación del Puerto de la Cruz.

Según consta en prensa, el boceto del tapiz fue realizado por el Cronista Oficial del Puerto de la Cruz, D. Francisco Pedro Montes de Oca y García.

El 21 de febrero de 1925 se produce un brutal incendio que arrasa con el convento. El fuego se origina en el mirador del convento, por un cortocircuito que se genera en la centralita situada en el mismo. Leer más

Cruz Roja del Puerto de la Cruz, inauguración en 1915 de Consultorio médico.

Incidentalmente, puesto que ha sido inaugurado, puede decirse que en silencio, sin ser precedido de los acostumbrados «bombos y platillos» con las consabidas «salpicadura » de champagne de que siempre se revisten todos estos actos oficiales, asistí ayer a la
apertura del Consultorio médico para los pobres que ha establecido la Cruz Roja de este Puerto en su domicilio local.

Digno de todo elogio es, en esta ocasión, el Presidente de la Comisión don Gabriel Gómez Landero que con su constancia y venciendo no pocos obstáculos, ha logrado llevar a la realidad tan hermosa mejora de beneficencia; así como no lo es menos el farmacéutico segundo de la Ambulancia urbana D. Manuel Benítez Méndez por su desprendimiento en pro de sus preciosas sentimientos filantrópicos pues ha regalado, según me pude enterar, un valioso botiquín de caoba en donde se halla un perfecto surtido de cuantosproductos farmacéuticos puedan hacerse necesarios en cualquier clase de accidentes.

También merecen mis plácemes el Sr. Médico director D. Miguel Poggio que desinteresadamente se ha prestado a desempeñar tan humanitaria labor, por todo lo cual y en atención a lo reservadamente que esta comisión practica la caridad, doy mi más cordial enhorabuena a todos los señores que componen la Junta de Gobierno de la Cruz Roja, en éste mi querido pueblo.
Mayo 15 1915

Un portuense.