Nuevo y eficáz rezado contra los hechizos – 1900

«Examinando de antemano los orines del paciente, embrujado ó hechizado, que conoce esta enfermedad, colocando boca abajo el frasco que los contiene y en la sombra que en el interior proyecta la tapa, cree ver la toca de la bruja hechicera y el Taumaturgo le enjareta el exorcismo: Leer más

Ritual de curación de las lombrices – 1900

«Colócase al paciente boca abajo, se le unta la espalda con la sangre de la cresta de una gallina negra ó mejor un gallo y se le pasa rapando una navaja de barba hasta que al operador le parezca que ha echado sangre bastante, cuya sangre proviene de las cabeza de las lombrices cortadas; luego debe tomar una dosis de polvo de  santónico 3 gramos, echados en leche por la mañana en ayunas durante cuatro días.» (Extracto de A través de las Islas Canarias, de Cipriano de Arribas y Sánchez, 1900.) Leer más

El Coroto de los Méndez.

Al Excmo. señor don Angel Benítez de Lugo, Gentil hombre de S. M. y marqués de Celada.

Preámbulo

Cadena del Coroto de lo Mendez
Cadena © Silvano Acosta

A un orotavense de nacimiento, pero porteño en alma y patrióticos hechos probadísimos, don Bonifacio García y Rodríguez (1), gustaba mucho recordar las viejas memorias aprendidas durante su niñez en las aulas del convento dominico, que dirigían una buena pléyade de monjes sapientes, establecidos en la villa de la Orotava (2), aristocrática población, alzada sobre su asiento arrogante, al naciente de aquel célebre «Jardín hespérico», que llego ser memorablemente cantado por los poetas helénicos y le llamaron nuestros mayores Valle de Taoro.

Don Bonifacio, era dueño de una rememoración prodigiosa; él sabia cosas de las que hoy casi nadie se acuerda. Leer más

LO QUE DICEN LAS FLORES

TESOROS DEL TERRUNO

Para mi vieja, para mi
idolatrada madre, dechado
de bondades y espejo
ante quien me recreo.

Soñaciones

Yo he visto en Nivaria, yo he visto en la “peña tinerfeña”, en sus jardines arautapalenses, en sus vergeles taorinos,  cosas, muchas cosas prodigiosas y…

En esa isla platónica, en esa roca ingente llamada “Columna del Cielo”, en mis ensueños yo he visto las flores reír, las flores llorar durante las noches, durante los días sin cesar.

Las flores, con sus perfumes, con tas aromas, saturan las brisas del “Mayo florido” y llenas de luz esplendente,  en aquellas hermosas mañanas del “mes de las florestas”, enamoran a las gratas tardes crepusculares, rindiendo recuerdos misteriosos a un sol que dejó de brillar, o a una noche lunera que llega apacible y acariciadora. Leer más

El correr del agua clara

TRADICIONES PORTUENSES

Para mi camarada el sabio arqueólogo Don Federico Maciñeira y Pardo de Lama.

«Cualquier cosa en mi pueblo, es ingente»

La fuente de agua clara
La fuente de agua clara

Veremos si lo que esta frase encierra puede servir de norma a las generaciones presentes y futuras, puede servir de ejemplo a cada uno y a todos los que. al abrir sus ojos a la luz del día, aspiren el aire salutífero que mi pueblo natal posee para hacerle grande. «Cualquier cosa en mi pueblo es ingente.» No vayamos a tomar como regla fija, los nacidos en el Puerto de la Cruz,  aquestas palabras célebres, dichas por un hombre que, sin pretensiones a encumbrarse, dio al mismo pueblo patentes pruebas de altruismo, pagando la conducción del agua desde El Burgado hasta la plaza de la Iglesia con su propio caudal, y luego inició la construcción de una pila sin tener que abonar por ello dinero alguno el Concejo municipal, casi en la inopia en aquellos tiempos, aunque integrado por personas pudientes y caballerescos hijosdalgos.

Leer más

Colorines de la Historia del Puerto de la Cruz (Comics)

Colorines de la Historia del Puerto de la Cruz (Comics)

Colorines sobre la Historia del Puerto de la Cruz, publicados por el Patronato de Cultura del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, bajo el mandato de D. Féliz Real González, dibujado por Gonzálo Pavés.

Una loable iniciativa que se ha quedado en manos de unos pocos privilegiados y que ahora ofrecemos a todos en versión digital.

Este comic se encontraba en formato pdf en la web del Ayuntamiento del Puerto, aunque en este momento no he podido localizarlo en el nuevo diseño para poner un enlace directo al mismo, así que he tirado de copia de seguridad y aquí están para todos. Leer más

La Virgen de la Peña

Tradiciones portuenses.

Para el pundonoroso oficial de las gloriosas milicias Canarias
mi excelente amigo don Rafael Martínez Morales,

Para nosotros los portuenses que honramos a la Virgen Madre de Dios, bajo todas sus advocaciones  y la seguimos honrando con todos nuestros pensamientos, con todos nuestros ideales, con todas nuestras aspiraciones bajo el pomposo título de Nuestra Señora de la Peña de Francia, será orgullo y estimación grande nos llamen y respondamos por hijos suyos

¿Quién de los portuenses no ha invocado  a su Virgen de la Peña, en aflicciones, en sucesos adversos y desgraciados? ¿Quienes de ellos no han visto con solo pedir con fe con sinceridad de corazón y confianza en su misericordia, que no haya sido oído y atendido en todos sus infortunios por esta Madre?…

Leer más

La espía

Tradiciones portuenses

Para el honorable ciudadano
don Francisco Oramas y Morales.

 

 

Horacio Nelson
Horacio Nelson

Allá por los años de 1788 al 89, vivía en el Puerto de la Cruz, en este pueblo noble, leal y benéfico, que aún conserva la herencia sana de virtudes cívicas, las que le donaron sus mayores, una señora extranjera a la que según cuentan, se le motejó por «La Espía»—así llegó a nombrarle el populacho—, y la cual extranjera se vanagloriaba en decir que era pariente del contralmirante inglés Horacio Nelson, de quien poseía un retrato en miniatura, el que, como adereza, llevábale a diario pendiente y visible sobre su pecho.

 

Esta señora fué incluida en el Padrón general levantado por orden superior en el año de 1789 y figura en la matricula de extranjeros del de 1791 (1) – prestando la declaración jurada que literalmente transcribiremos en este trabajo -; más, si bien ella confiesa que estaba enferma, este vulgo, siempre receloso, siempre desechador de dudas – porque es una verdad demostrada -, el Puerto de la Cruz, orgulloso pro- inspiración, armónicamente arraigada en su alma de ciudadano honrado, estudia bien y medita mejor a los que se introducen hasta el seno de la civilidad, casi arrastrándose, para mendigar luego cartas de vecindad, prohijamientos cuneros o de pega.

Leer más