Introducción a la guía turística del Puerto de la Cruz

Hace tiempo que llevo hablando de una posible guía Turística del Puerto de la Cruz, con reseñas históricas, personajes, anécdotas y recuerdos. Todo esto acompañado de reseñas y datos actuales, compaginando el Puerto de ayer con el de hoy, el pasado con el presente.

El trabajo es arduo, la información está, la tarea de clasificación casi terminada, ahora hay que empezar a escribir. Y como todo en esta vida necesita un comienzo, recupero el primer capítulo de esta guía escrito hace casi un año,  y  lo expongo a vuestra crítica y opinión. Así empieza…


¡Ay, Puerto, mi Puerto mio!

¡Ay, Puerto mio, mi Puerto!
Espolón lleno de casas,
que te fuiste, mar adentro…

Puerto de la Cruz

Puerto de la Cruz

El Puerto de la Cruz aparece frente al visitante que se aproxima desde cualquiera de sus ángulos, como lava que se ha derramado sobre el mar y caprichosa a conformado un laberinto de casas y rincones, cargados de historia, tradición y olor a sal.

Sus calles terminan cayendo al mar, incitando a zambullirse en sus aguas azules y bravías. Su tradición marinera  salpica cada rincón y sus casas señoriales colocan el contrapunto oportuno para convertir a la “llave de la isla” en una ciudad cosmopolita, abierta al mundo y a sus influencias. Cuna de ilustrado, de poetas, de pintores, de marinos y ranilleros, recoge en sus calles no solo turismo y diversión, recoge historias, tradiciones, personajes, menceyes guanches, escritoras de misterio y mil y una anécdotas.

Queremos con estas páginas, aportar pinceladas para que el visitante conozca más este Puerto, que fue pionero como destino turístico en Europa y marca indiscutible de calidad.

¡Pasen y vean!

 

Versión imprimible. Versión imprimible.

Deja un comentario