Villancico, publicado en “El Isleño” el 20-01-1866

Por el ritmo del verso parece que lleve la música de “Ande, ande, ande la marimorena”, es curioso descubrir el marcado caracter político de algunos versos, disfruten.

Cantando villancicos
Cantando villancicos

Esta noche és noche buena
para la unión liberal,
venid todos al pesebre
que ya es hora de cenar.
O’Donnell lloraba,
Posada reia,
y Alonso Martinez
yo no sé que hacia.

Tengo de echar una copla
por encima de un convento,
donde tiene un señorito
la estáfela para el cielo.
Llagas por delante,
llagas por detrás;
yo estoy muy malita,
y hay quien lo esta mas.

Dos estrellas con su rabo
van camino de Belén,
uno es el Banco de España,
y otra yo no sé cual es.
Haga usted el atillo,
señor don Ramon,
usted irá delante
y en seguida yo.

La zambomba tiene un diente
y los Conchas tienen mil,
lo que nadie saber pudo
es los que tiene Molins.
Anda que te traigo
una credencial,
para acreitarte
si es que no lo estás.

En el portál de Belén
dos hombres están jugando,
uno ha perdido el albur.
y otro quiere alzar el gallo
Ábreme la puerta
que vov al cuartel,,
verás como monto
si me quedo á pié.

Esla noche es noche buena
y no es noche de dormir,
que Pamplona está en Navarra
y Pezuela está en Madrid.
Vamos adelante,
doña Soledad,
que la vida es corla
y hay mucho que andar.

M. del Palacio.

Deja un comentario