El sí y el no de viajar en avión

Versión de Antolín Pérez, de 61 años, de Barlovento (La Palma). Recogida por Max. Trapero, Sonia González y Juana Rosa Suárez, el 11 de octubre de 1992.

La mujer
-Chanito, me gustaría
realizar una excursión
y si es posible en avión
como el que vi el otro día.
Un trimotor que tenía
literas encantadoras,
sirvientas manejadoras,
manicura y peluquera
yendo a España a la carrera
en menos de treinta horas.
El hombre
-A mí no me hables de aviones
yo quiero un hermoso barco
que pueda cruzar el charco
libre de complicaciones.
Esos motores chillones
jamás debieran usarse
porque después de elevarse
cual águilas fugitivas
cuando se encuentran arriba
no hay sitio donde bajarse.

Deja un comentario