HOY SE BOTA UN NUEVO BARCO: EL 2013

El Holandés Herrante
El Holandés Errante

Esta noche, a las doce, nuestro viejo buque 2012 pasará al desguace dejando atrás una historia escrita en su cuaderno de bitácora a través de trescientas sesenta y cinco singladuras plenas de acaecimientos, felices y tristes, dulces y amargas de una travesía en la que se han mezclado bonanzas y tempestades que hemos podido vivir, unos y que para otros ha sido su última singladura.

Tripulantes todos de este viaje anual a bordo de ésta vieja nave, que llamamos Tierra, cubrimos una y otra vez la ruta alrededor del sol, por los océanos infinitos del cielo con la esperanza siempre de que lá próxima vuelta, la singladura del año nuevo, sea mejor que la pasada.

Al escuchar las doce campanadas que marcan la desaparición del viejo año, nos embarcaremos en el próximo, nada más salir de la grada, con la ilusión de que lo hacemos en un barco nuevo, un barco que estrenamos y que nos llevará a nuevos puertos, totalmente distintos a los que hemos estado tocando.

Nos sentimos modernos Ulises a bordo de un “Argos” que nos llevará al Vellocino de Oro, a la felicidad; después, unos la encontrarán y otros no, pero todos sin excepción seguiremos esperando confiados, sin desmayo, en un nuevo barco, en un nuevo año, en que la paz, el amor entre los hombres, y la felicidad, sean una auténtica realidad y no sólo un deseo. No podemos olvidar que hasta en la mitológica Caja de Pandora, cuando se abrió, todo se esfumó menos una cosa: la Esperanza.

Con esa esperanza, con ese deseo de paz y felicidad para todos los pueblos y en especial para vosotros hombres de la mar, pescadores que arrancáis a las aguas su plateada riqueza, marineros de carguero que hacéis posible el comercio entre los pueblos, tripulantes de petroleros, símbolo de la actividad moderna, marinos de buques de pasaje que ofrecéis vuestra pericia y vuestra, confianza a las gentes de tierra adentro que se confían en vuestra pericia y en vuestras manos y gloriosos tripulantes de los buques de la Armada, garantía de protección y seguridad de costas y buques mercantes, para todos: ¡Muy feliz, año 2013!

Parafraseando a “EL HOLANDÉS ERRANTE” (31-12-1977)

Deja un comentario