Ritual de curación de las lombrices – 1900

“Colócase al paciente boca abajo, se le unta la espalda con la sangre de la cresta de una gallina negra ó mejor un gallo y se le pasa rapando una navaja de barba hasta que al operador le parezca que ha echado sangre bastante, cuya sangre proviene de las cabeza de las lombrices cortadas; luego debe tomar una dosis de polvo de  santónico 3 gramos, echados en leche por la mañana en ayunas durante cuatro días.” (Extracto de A través de las Islas Canarias, de Cipriano de Arribas y Sánchez, 1900.) Leer más