¡Mariposas!

Son curiosos los cazadores de mariposas, persiguen una de las más bellas criaturas de este mundo, y en su afán de admirarlas las destruyen para poder observarlas sólo ellos, para ponerlas en una caja detrás de un cristal. Para que los demás sientan celos de lo que solamente ellos poseen.

Leer más.